Logo Clubplaneta
COMPÁRTENOS
FaceBookTwitterGoogleCorreoPin it

Buscar en el portal
Esquina
www.peques.com.mx/ >Para papás>Parejas "Libres de hijos" se convierte en moda>
Esquina


Publicidad

Publicidad



Publicidad

Parejas "Libres de hijos" se convierte en moda

Se dice que en Estados unidos el índice de matrimonios que optan por este decisión va en aumento, reflejo de ello es la cantidad de hombres que recurren a la vasectomías aún siendo muy jóvenes, un procedimiento según ellos mucho más barato que ser padres.

Al parecer esta es una decisión basada en la experiencia de los amigos y familiares cercanos que tienen hijos, al ver como modifican su presupuesto, cambian su estilo de vida y la rutina para criar un hijo.

Se cree además que es una actitud influenciada por la situación económica en la unión americana pero además la vida "libres de niños" se presenta como una alternativa que contiene menos culpa, preocupaciones, responsabilidad; implica más horas de sueño, tiempo libre y dinero. El no tener hijos les evita a la parejas establecer relaciones con otras nada más por que sus hijos van en la misma clase asi como tener que esperar las horas en el carro mientras los chicos toman su clase de fútbol o van al dentista.

Daniel Gilbert, psicólogo en Harvard y autor de Stumbling on Happines (Tropiezos de la felicidad) indica que "Generalmente el inicio de la vida en pareja es feliz pero conforme pasa el tiempo el nivel de satisfacción desciende. Muchas parejas vuelven a encontrarse y a vivir en armonía cuando los hijos se van".

Una encuesta realizada en el año de 1990 reveló que para el 65% de las parejas encuestadas, tener hijos era uno de los puntos clave para un matrimonio feliz; en 2007 el porcentaje descendió al 41% de las parejas.

A dos años de la última encuesta, un estudio de la Universidad de Denver demostró que la peor crisis de un matrimonio se da con el nacimiento del primer hijo. Hoy una de cada cinco mujeres en Estados Unidos que se encuentra muy por arriba de sus edad reproductiva no ha concebido, panorama muy diferente al de los años 70s cuando era 1 de cada 10.

El negarse a tener hijos no es un comportamiento que venga de una sola nación, se habla de una actitud generalizada pues el índice de nacimientos a nivel mundial entre 1972 al 2008, ha descendido de 6 a 2.9 niños por cada mujer.

Laura S. Scott entrevistó a 171 personas para escribir su libro "Two is Enough: A Couple's Guide to Living Childless By Chioce" (Dos son suficiente: La guía para parejas que deciden no tener hijos) en donde concluye que es una cuestión de personalidad: "Se trata de gente introvertida, analítica, de juicio claro, que piensan muy bien las cosas antes de actuar y que no se dejan influenciar".

De los entrevistados ninguno mostró arrepentimiento por no querer hijos, al contrario, sí han de arrepentirse, es por haberlos tenido pues no sabían lo difícil que era criarlos.

Heathe McGhinnis cree que "el punto es que probablemente la parejas se sienten completas tal y como están, no les hace falta nada, ningún hueco que llenar".


Se dice que educar a un niño requiere en promedio 7 horas y 36 minutos de actividades diarias, (sino es que hasta más), un tiempo considero bien invertido porque se lo das a los demás, a quienes amas.

Sin duda se respetan las diferentes formas de pensar de cada persona pero no puedo evitar ver en estas conductas una parte de un todo muy común ahora; gente que vive para si misma, de manera muy rápido y con tantas facilidades, precisamente factores que según psicólogos llevan a tener relaciones poco estables, personas al final de cuentas infelices y vacías.

Efectivamente para las parejas que piensan solamente en satisfacer sus propias necesidades conviene que no tengan hijos porque muy probablemente no lleguen a ser buenos padres y sean precisamente los hijos quienes paguen las consecuencias, sin embargo para los que gozamos de la paternidad nos queda un sensación de tristeza por saber de todo lo que se van a perder.

Jamás podrán maravillarse del milagro de la vida; jamás podrán sentir esa satisfacción tan profunda de haber sido los creadores de ese ser tan hermoso y perfecto que se parece tanto a ambos. Bien dicen que los hijos son un gran tesoro, un regaló único; lástima que muchas parejas no lo acepten.

Fuente: Revista Glamour.
Tu mundo. Sección: Actualidad.


Zona de comentarios


Política de Privacidad Contacto