Logo Clubplaneta
COMPÁRTENOS
FacebookTwitterGoogleCorreoPin it

Buscar en el portal
Esquina
www.peques.com.mx/ >Para papás>Musicoterapia>La música y sus efectos
Esquina


Publicidad

Publicidad



Publicidad

La música y sus efectos

Existen 2 tipos principales de música en relación con sus efectos:

Música sedante: Es de naturaleza melódica sostenida, y se caracteriza por tener un ritmo regular, una dinámica predecible, consonancia armónica y un timbre vocal e instrumental reconocido con efectos tranquilizantes.

Música estimulante: Aumenta la energía corporal, induce a la acción y estimula las emociones.

Tipos de influencia de la música en el paciente

Movilización: Ya que la música es energía moviliza a los seres humanos a partir de su nacimiento y aún desde la etapa prenatal.

Musicalización: Al escucharla o crearla imprime una energía de carácter global que circula libremente en el interior de la persona para proyectarse después a través de las múltiples vías de expresión disponibles. escuchando o produciendo música nos manifestamos tal como somos o como nos encontramos en un momento determinado.

Elementos de la música y sus efectos en la conducta

Tempo: Los tempos lentos, entre 60 y 80 pulsos por minuto, suscita dignidad, calma sentimentalismo, serenidad, ternura y tristeza. Mientras que los tempos rápidos de 100 a 150 pulsos por minuto, suscitan impresiones alegres, excitantes y vigorosas.

Ritmo: Los ritmos lentos inducen a la paz y a la serenidad, mientrsa que los rápidos suelen producir la activación motora y la necesidad de exteriorizar sentimientos, aunque también pueden provocar situaciones de estrés.

Armonía: Los acordes consonantes están asociados al equilibrio, el reposo y la alegría. Los acordes disonantes se asocian a la inquietud, el deseo, la preocupación y la agitación.

Tonalidad: Los modos mayores suelen ser alegres, vivos y graciosos, provocando la extroversión de los individuos. Los modos menores inducen a la melancolía y el sentimentalismo, favoreciendo la introversión del individuo.

La altura: Las notas agudas provocan una actitud de alerta y aumento de los reflejos. También ayudan a despertarnos o sacarnos de un estado de cansancio. Los sonidos graves suelen producir efectos sombríos, una visión pesimista o una tranquilidad extrema.

La intensidad: Un sonido o música tranquilizante puede irritar si el volumen es mayor que lo que la persona puede soportar.

La instrumentación: Los instrumentos de cuerda suelen evocar el sentimiento por su sonoridad expresiva y penetrante, mientras que los instrumentos de viento destacan por su poder alegre y vivo, dando a las composiciones un carácter brillante, solemne, majestuoso.
Los instrumentos de percusión se caracterizan por su poder rítmico, liberador y que incita a la acción y el movimiento.

Fuentes:
es.wikipedia.org.
www.correodelmaestro.com.
www.otramedicina.com
www.guiainfantil.com

Aplicaciones de la musicoterapia | Las terapias y sus especialistas

Musicoterapia
Para papás


Zona de comentarios


Política de Privacidad Contacto