Logo Clubplaneta
COMPÁRTENOS
FaceBookTwitterGoogleCorreoPin it

Buscar en el portal
Esquina
www.peques.com.mx/ >Para papás>Parto natural>
Esquina


Publicidad

Publicidad



Publicidad

Parto natural

Beneficios

Vivir el dolor, sentir el dolor del parto es beneficioso tanto para la madre como para su hijo, esto lo afirma el Dr. Denish Walsh, profesor de matronería en la Universidad de Notthingam y quien lucha contra la epidemia de epidurales innecesarias.

Walsh indica que el dolor de parto es necesario y beneficioso, y no debería eliminarse de forma protocolaria pues se priva a la madre y al hijo de experiencias y hormonas muy importantes.

El dolor del parto provoca la producción de endorfinas naturales en el cuerpo de la madre y que llegan al hijo, lo que ayuda a soportar el proceso. En cambio, eliminar el dolor interfiere en el ritmo natural del parto asociado a tasas mayores de partos instrumentales y cesáreas, lo que puede relacionarse con dolor y riesgos para madres e hijos.

El dolor del parto desencadena una especie de "rito de paso" natural que une emocionalmente a la madre y al bebé, poniéndolos en un estado de conciencia que se va disipando para luego convertirse en una alerta receptiva cuando el niño ha nacido.

Con la epidural la mujer se ve privada de todas esas sensaciones que se producen en el parto y que la ayudan a conectarse emocionalmente con el bebé en el momento del nacimiento; la creación de ese vínculo tan intenso que compartimos con los mamíferos y que las crías también sienten: el reconocimiento de la progenie y la identificación de la madre, son mecanismos fisiológicos y mentales de los cuales el dolor forma parte al participar en el proceso que los desencadena.

Asi también el Dr. Walsh afirma que el apoyo de una matrona por paciente ayuda a que el dolor sea mucho más llevadero, ya que además de brindarle los servicios necesarios también es capaz de proporcionarle un ambiente adecuadamente relajado.

Son realmente el miedo y la errónea o falta de información lo que aumenta la sensación de dolor; las técnicas no invasivas de relajación física y psicológica son una opción segura que habría que tomar en cuenta.

El uso responsable de la epidural

Desde luego Walsh no se opone al uso de la epidural cuando es realmente necesaria, sin embargo aboga por su uso responsable.

El doctor Denish considera que actualmente la epidural es casi inevitable; a la mujer no se le dan otras opciones ni se le informa de las consecuencias reales de la eliminación del dolor y el control sobre su cuerpo. Para Walsh es importante la expansión de medidas no farmacológicas que ayuden a soportar las contracciones en los partos normales tales como las técnicas de relajación y respiración, los masajes, las pelotas de dilatación y el agua.

También es más seguro para el bebé no usar epidural, pues las contracciones no se modifican por la anestesia ni tampoco la conexión de la mujer con su cuerpo, asi que puede sentir claramente los deseos de pujar y tener fuerzas para ello.

Por supuesto que el uso de la epidural no es malo cuando es necesario; tiene sus razones médicas y sus consecuencias. Precisamente por eso no debería administrarse sin tener todo en cuenta y ofrecer tratamientos alternativos a quien los desee.

El cuerpo de la mujer está preparado para el parto natural

El especialista en matronería reflexiona acerca del nacimiento natural, afirma que la naturaleza compensa dolor y felicidad, prepara nuestros cuerpos con lo que necesitan y no hace sufrir en vano. El dolor es parte de la forma natural de nacer, tiene sus razones de existir, sus estrategias mentales y hormonales para sobrellevarlo así como sus beneficios. El dolor de parto no es el de una enfermedad ya que la mujer embarazada no está enferma.

En los procesos naturales todo tiene su motivo y su contraparte. ¿Eso indica que debamos sufrir sin recurrir al alivio? No, pero las medidas más radicales habría que reservarlas a los casos más radicales y ayudar a las mujeres a sentir sus partos seguras y confiadas, bien informadas, y con la capacidad de decidir libremente entre las diferentes opciones.
Si solo se les ofrecen dos opciones: el dolor insoportable de un parto deshumanizado e intervenido sin necesidad o la epidural, esta será inevitable.

Ante un panorama distinto como un ambiente adecuado, información verdadera, cobijo, respeto al proceso y ayuda para soportar las contracciones por medios naturales, entonces la epidural será una opción libre pero bien pensada para quien la desee o quien la necesite por la razón que sea.

Independientemente de una u otra opción, las mujeres deben saber que el dolor del parto forma parte de su proceso natural y tiene beneficios físicos y psicológicos. Sin duda esto ayudará a sobrellevarlo a quien así lo decida.

Fuente: www.bebesymas.com


Zona de comentarios


Política de Privacidad Contacto