Logo Clubplaneta
COMPÁRTENOS
FacebookTwitterGoogleCorreoPin it

Buscar en el portal
Esquina
www.peques.com.mx/ >Para papás>Aborto. Secuelas físicas y psicológicas>Secuelas psicológicas de un aborto provocado
Esquina


Publicidad

Publicidad



Publicidad

Secuelas psicológicas de un aborto provocado

Para los pro-abortistas suena ilógico que una mujer que se ha quitado un "pedazo de tejido" que es moralmente equivalente a "pedazos de uñas" o "verrugas" pueda experimentar sentimientos negativos de duelo y mucho menos compartirlos, al fin y al cabo, las mujeres no hacen duelo por sacarse el apéndice. Sin embargo la realidad es otra.

Como ella no puede admitir o reconocer haber matado a su propio hijo y siente que no tiene "permiso" para hacer duelo, sus emociones son reprimidas, dando lugar posteriormente a variadas conductas que afectan su estado emocional.

Para muchas mujeres abortar un hijo resulta una experiencia traumante, más aún si esa decisión fue forzada por maridos, novios, padres u otros; por que ese embarazo fue producto de una violación o por que el feto tenía malformaciones. Ellas pueden percibir el final de su embarazo como la muerte violenta y grotesca causada a su propio hijo, por lo que experimentan diversos sentimientos.

Según un estudio de la Real Academia de Obstetricia de Inglaterra, el 59 % de las mujeres que abortan tiene altas probabilidades de sufrir problemas psiquiátricos graves y permanentes. Adolescentes, mujeres separadas o divorciadas, y aquéllas en cuya historia clínica figura más de un aborto encaran un riesgo especialmente alto.

En un estudio realizado a pacientes con sólo 8 semanas de haber abortado, los investigadores hallaron que el 44 % se quejaba de trastornos nerviosos, el 36 % había sufrido alteraciones del sueño, el 31 % tenía arrepentimientos por la decisión tomada y al 11 % le habían sido prescritos fármacos psicotrópicos por su médico de cabecera.

Un importante muestreo concluyó que al menos un 19 % de mujeres que han abortado padecen trastornos por estrés post-traumático (PTSD). Aproximadamente la mitad presentaba muchos de los síntomas de PTSD, aunque no todos, y entre un 20 y un 40 por ciento mostraban niveles de estrés que fluctuaban entre moderados y altos, así como conducta evasiva respecto a sus experiencias abortivas.

Síntomas más importantes del transtorno por estrés post-traumático

  • Hiperexcitación.- respuestas exageradamente sobresaltadas.
  • Ataques de ansiedad.
  • Miedo.
  • Irritabilidad.
  • Explosiones de ira o rabia.
  • Conducta agresiva.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Dificultad para conciliar el sueño o mantenerse despierto.

Otros efectos psicológicos luego de un aborto son los pensamientos recurrente sobre este hecho o el niño abortado, pesadillas sobre el aborto o el niño, tristeza o depresión en la fecha del aborto.

- Incapacidad para recordar la experiencia abortiva o partes importantes de ella.

- Esfuerzos por evitar actividades o situaciones que puedan remover los recuerdos del aborto.

- Abandono de relaciones, en especial, alejamiento de aquéllas que tuvieron que ver con la decisión de abortar.

- Negación ante volver a embarazarse.

- Ya no hay interés por actividades con las que antes se disfrutaba.

- Abuso de drogas o alcohol.

- Aproximadamente un 60 % de mujeres que experimentan secuelas post-aborto declaran albergar ideas suicidas, mientras que 28 % intenta suicidarse, de las cuales la mitad lo ha hecho en dos o más ocasiones.

- Disfunción sexual. Entre un 30 y un 50% de mujeres que han abortado declaran sufrir disfunciones sexuales, tanto de breve como de larga duración, que comienza inmediatamente después de sus respectivos abortos.

- Hay ausencia de placer en las relaciones, dolor, aversión al sexo o a los hombres en general, o por el contrario, tener varias parejas.

- Muchas mujeres que abortan desarrollan una mayor dificultad para establecer lazos duraderos con un compañero, debido a que el aborto se relaciona con reacciones tales como baja autoestima, mayor desconfianza hacia los hombres, disfunción sexual, abuso de substancias y niveles incrementados de depresión, ansiedad y cólera.

- Desórdenes alimenticios como bulimia y anorexia nerviosa.

- Descuido de los niños o conducta agresiva y abusiva hacia ellos.

- Las mujeres que cuentan con una experiencia abortiva anterior tienen una probabilidad cuatro veces mayor de volver a interrumpir voluntariamente su embarazo que aquéllas que no tienen historia abortiva previa, este riesgo se relaciona con un consciente o inconsciente deseo de llevar a cabo un embarazo "de sustitición".

Fuentes:
www.nomassilencio.com
http://www.embarazoinesperado.com/
http://vifac.com/
www.aciprensa.com

Secuelas físicas de un aborto provocado | "Síndrome Post-aborto", ¿Existe?

Aborto. Secuelas físicas y psicológicas
Para papás


Zona de comentarios


Política de Privacidad Contacto