Logo Clubplaneta
COMPÁRTENOS
FacebookTwitterGoogleCorreoPin it

Buscar en el portal
Esquina
www.peques.com.mx/ >Para papás>El sueño en los niños>Cómo crear en el niño, buenos hábitos para dormir
Esquina


Publicidad

Publicidad



Publicidad

Cómo crear en el niño, buenos hábitos para dormir

Es necesario establecer hábitos de descanso en nuestros hijos desde que son muy pequeños, con ello podemos lograr que duerman las horas necesarias aprovechándose para su salud y desarrollo.

- Es necesario establecer una rutina positiva antes de ir a dormir como tomar un baño, cenar y finalmente pasar unos momentos con el niño para platicar, jugar, oir música tranquila o leerle. Lo importante es que media hora antes de irse a acostar el niño se sienta tranquilo.

- No utilizando la cama del niño para comer, ver televisión o jugar videojuegos, es solamente para descansar.

- Fijándo una hora específica para dormir; se le debe avisar media hora antes y 10 minutos antes de la hora acordada.

- Asi como debe haber una hora fija para dormir, también lo será para levantarse, tomar siestas, horas de juego y de comer. Seamos constantes y perseverantes en ello.

- En cuanto a las siestas hay niños que las necesitan y otros no, para estos últimos auque no duerman durante el día es importante que tomen unos momentos para que se tranquilicen y se relajen, mucho mejor si lo hace al lado de la madre.

- Si vemos que nuestros hijos necesitan de una siesta durante el día, es necesario fijar una rutina tal y como se hace a la hora de dormir. Los niños son muy tercos y no quieren dejar de jugar, pero es importante mantener la rutina firme y constante.
Se le debe explicar al niño que este es un tiempo para estar tranquilo y que debe acostarse, pero si no lo desea está bien que juegue en la habitación, más no en la cama.

- El tiempo que debe durar una siesta es a consideración de cada madre y la actividad del niño. Generalmente con una hora es suficiente pero habrá otros que necesitará una siesta más larga.

- Tú puedes ayudarle a tu hijo a que se duerma y levante a la hora prevista alterando un poco su ambiente, por ejemplo una hora antes de irse a dormir baja la intensidad de las luces del hogar. La oscuridad le indicará "parar".
De igual manera exponer a tu hijo a la luz de la mañana es como pulsar el botón de "Es el momento de levantarse y ser activo".

- No es recomendable acostar al niño cuando ya este dormido, se le tenga que arrullar o que permanezca junto a su madre o padres hasta que se duerma, porque luego esas situaciones tendrán que ser condicionantes para lograr que se duerma.

- El niño debe aprender a dormirse solo, debe saber que una vez que se coloca en su cuna o cama es momento de dormir sin llorar, reclamos o berrinches. Un niño que se duerme por sí mismo podrá volver a dormirse con mas facilidad si se despierta durante la noche, lo que es normal.

- No es recomendable que los pequeños duerman en camas de agua, sofá, almohada, colchón blando u otras superficies blandas, ni tampoco que duerman con uno o ambos padres debido a la posibilidad de asfixia o estrangulación.

- Es conveniente que en su cuna tenga móviles, peluches y otros objetos que no lo pongan en riesgo; éstos deben servir como vínculo para dormirse nuevamente si se esta despertando continuamente.

- Cuando los niños están muy pequeños es común que se queden dormidos después de comer, así que se le debe acostar con normalidad.

- En caso de que el niño se esté despertando continuamente durante la noche y necesite del chupón o la mamila para quedarse dormido, debemos consultar al pediatra para pedir su consejo y cambiar esa situación.

- Otra de las razones por las que el niño se despierta frecuentemente en la noche es a causa de los cólicos; si el niño tiene tres o cuatro meses y sigue teniendo dificultades para dormir, requiriendo la presencia de los padres, debe consultarse con su pediatra.

- La condiciones de la habitación son también importantes para facilitarle al niño su descanso, como por ejemplo la temperatura adecuada de 17-20ºC, sin ruidos y poca iluminación.

- A partir de los 3-4 meses es conveniente que el niño duerma en su habitación si es posible. De no serlo, es recomendable establecer mediante algún separador el espacio del niño de la habitación de los padres.

Tiempo óptimo que debe dormir un niño | Trastornos frecuentes del sueño en los niños

El sueño en los niños
Para papás


Zona de comentarios


Política de Privacidad Contacto