Logo Clubplaneta
COMPÁRTENOS
FaceBookTwitterGoogleCorreoPin it

Buscar en el portal
Esquina
www.peques.com.mx/ >Para papás>El internet no es guarderia>
Esquina


Publicidad

Publicidad



Publicidad

El internet no es guarderia

En la actualidad y cada vez más, el internet se ha ido convertiendo en la principal herramienta de información, investigación y aprendizaje, sin embargo muchos de los padres actuales, lo ven solamente como una guarderia.Un lugar en donde sus hijos se entretienen mientras ellos estan ocupados, sin darse cuenta que no todo lo que hay ahí es cierto y seguro para sus niños y jóvenes. Debido a ello, le daremos la siguiente información acerca de los peligros a lo que se pueden enfrentar sus hijos al navegar en la red, y las medidas de seguridad para combatirlos.

De acuerdo a la Asociación Mexicana de Internet, durante el 2004 se registraron 14.9 millones de usuarios; de ello el 47% son personas entre los 13 y los 24 años, mientras que el 42% correspondió a jóvenes adultos de 25 y 45 años.

Para el caso de los niños que tienen acceso a la red y normalmente sin supervisión; muy a amenudo se topan con contenidos pornográficos, violentos, extremistas, e incluso materiales relacionados con drogas y mensajes de engaños y fraudes; las salas de chats o los juegos en linea por su parte, es otro riesgo para ellos porque la modalidad del anonimato en que se manejan, permiten que sean engañados por personas que no tienen muy buenas intenciones (fines sexuales).

Las redes de prostitución y tráfico de menores emplean varios sistemas ligados a la Internet para atraer víctimas potenciales, en la mayoría de estos casos, proponen que la víctima acepte salir del país para una vez en el extranjero ser sometida y explotada. Según los conocedores del tema, esta gente tarda solo 10 minutos en convencer al niño o jóven de que acepte lo que sea que le proponga.

En cuanto a la forma de atraer a los jóvenes, en internet existen varios métodos, los más empleados tienen que ver con la oferta de trabajo y de matrimonio.

Se ofrecen empleos bien pagados a los jóvenes en colaboración con las redes locales de tráfico de personas o de la pornografía. Para las jovencitas existen por ejemplo supuestos trabajos de modelaje, trabajos de servicio doméstico, etc.; que al contactarlas fisicamente las despojan de su pasaporte y son obligadas posteriormente a ejercer la prostitución, incluso en muchos de los casos, obtienen hasta el "permiso" de los padres que no es más que un documento fácilmente falsificable, o bien se les expide un nuevo registro civil para que puedan salir del país como adultas o como hijas de otra persona.

En cuanto a los trabajos de modelaje sin que se tenga que salir del lugar de residencia y que no solo ofrecen a las chicas sino que también involucra a los muchachos; le ofrecen cierta cantidad de dinero para dejarse fotografiar, comienzan por tomarles fotos vestidos hasta que poco a poco los convencen de desnudarze, estas fotos son las que circulan en la red y sirven también como amenaza para los chicos, porque en caso de que ya no quieran seguir con tal empleo, los amenzan con mostrarlas a los padres.

Otra forma de atraer a los jovenes para fines de explotación y abuso sobre todo a las jovencitas, es prometiéndoles que en determinado sitios les ofrecen el servicio de contactarlas con su "pareja ideal", para ello la víctima coloca en Internet su fotografía con la que se da a conocer ante sus supuestos "galanes".

Como por arte de magia y muy a tiempo, la chica recibe correo electrónico de alguien interesado en ella. El galán viaja al país donde ella vive, la invita a salir, le ofrece matrimonio y se la lleva al exterior, donde un comprador esta esperando la mercancía previamente seleccionada ( fotografia enviada).

Ante este panorama que resulta alarmante , los padres deben estar muy alertas y entender que el internet no es una herramienta que les "cuida y entretiene" a los hijos mientras ellos trabajan o los suple en su labor de informar, orientar y educar e sus hijos .

Por lo tanto la solución ante tales problemas no esta en prohibirles a los hijos a que conozcan y exploren estas nuevas tecnologías, sino informarse, navegar para conocer lo que hay en la red, verificar los sitios que visitan sus hijos, con quienes se contactan y los correos que reciben; seleccionar sitios aptos y sobre todo hablar con ellos acerca de estos peligros a los que se pueden enfretar, pero siempre adaptando la información de acuerdo al desarrollo psicosexual de su hijo y valiendose del amor que le tiene.

A continuación le daremos algunas sugerencias a los niños para que puedan navegar con seguridad en la internet

  • Platica siempre con tus padres o un adulto de tu confianza sobre las personas que contactas en Internet.
  • No confíes en todo lo que te cuentan las personas que conoces en chats o canales de plática, porque puede ser gente que no tengan buenas intenciones contigo e inventen situaciones que no son reales para llamar tu atención.
  • Consulta con tus padres primero o una persona adulta de tu confianza, si puedes proporcionar datos a un amigo o conocido en Internet.
  • Nunca le mandes tu foto a un "amigo virtual" que te la solicite en Internet.
  • Pon atención a lo que ves en Internet, ya que no todo lo que hay en el medio es real, muchas cosas sólo existen en la realidad virtual que se crea en Internet.
  • Desconfía siempre de las invitaciones y promociones "demasiado buenas para ser verdad" que te ofrecen.
  • Si alguien en Internet te molesta, atemoriza, o te hace sentir incómodo, díselo a tus padres o a un adulto de tu confianza, y denúncialo a la policía cibernética de la PFP, al teléfono 01 800 440 36 90 ó 52 41 04 20 / 52 41 04 21 ó al correo electrónico policia_cibernetica@ssp.gob.mx

Sugerencias para los padres de como deben usar correctamente el internet

  • Procure que la computadora en casa esté en un sitio visible, y no en las recámaras o cuartos cerrados o aislados de la casa, esto permitirá que usted este supervisando lo que ven o buscan los niños y jóvenes en Internet.
  • Infórmese sobre programas especializados de filtro y/o bloqueo que evitan que los niños y jóvenes tengan acceso a sitios nocivos para su salud física y mental. Algunos de éstos se obtienen gratis de Internet y otros pueden comprarse con proveedores de este tipo de servicios.
  • Explique a los niños y jóvenes que no todo lo que se ve en Internet es real, y algunos contenidos son peligrosos. Hágales saber que pueden recurrir a un adulto cuando se encuentren con información inconveniente.
  • Pase algún tiempo con sus hijos mientras navegan en Internet y muestre interés por las personas con las que se comunican, al igual como lo hace con sus amigos reales. Hable con los padres de los amigos de sus hijos y pónganse de acuerdo para trabajar en conjunto y ofrecer un ambiente de navegación seguro.
  • Advierta a los niños y jóvenes que no deben confiar en cualquier persona que se encuentren en chats y/o canales de plática, ni proporcionar sus datos personales o citarse con extraños sin su autorización que pudiera poner en riesgo la seguridad de la familia. No deben compartir nunca fotos de ellos o de la familia con personas que conocen en Internet.
  • Proteja las contraseñas de sus hijos y cree nombres genéricos. Asegúrese de que sus hijos no tengan alias que revelen su información personal, incluyendo su nombre completo, edad, género, etc.
  • Rechace el spam (Correo Electrónico no deseado) e iInstale software de filtrado de spam, para evitar que sus hijos reciban correo electrónico ofensivo.
  • Indiqueles que no deben llenar cuestionarios que se encuentren en Internet sin su permiso y supervisión.
  • Enseñeles a no aceptar dinero o favores de extraños.
  • Enseñe a sus niños a como cuidarse. Adviértales que nunca revelen la contraseña de Internet a ninguna persona incluso si esa persona dice trabajar para un proveedor de servicio de Internet.
  • Limite el tiempo que los niños y jóvenes navegan en Internet.
  • No proporcione a sus hijos los números de tarjetas de crédito que manejan.
  • Si detecta una página, sitio, comunidad o persona en chat que promueva, distribuya, produzca y/o venda pornografía infantil en Internet denúnciela a la policía cibernética de la PFP a los teléfonos: 01 800 440 36 90 ó 52 41 04 20 / 52 41 04 21 ó al correo electrónico policía_cibernética@ssp.gob.mx.

CONTACTOS:
AMIPCI – Asociación Mexicana de Internet, A.C.
relpub@amipci.org.mx
Tels. 5559-8329 y 5559-8322

PFP- Policía Cibernética
policía_cibernética@ssp.gob.mx
Tels.: 01 800 440 36 90 ó 52 41 04 20 / 52 41 04 21

Medidas y contacto obtenidos del sitio web de la Presidencia de la República Mexicana.


Zona de comentarios


Política de Privacidad Contacto